EXTINCIÓN DEL CONTRATO, QUE NO DESPIDO, POR LA FALTA DE AUTORIZACIÓN ADMINISTRATIVA PARA PODER TRABAJAR A UN EXTRANJERO NO COMUNITARIO

15/06/2015

La Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña de fecha 14 enero 2015, confirma la Sentencia del juzgado Social 3 de Granollers (Barcelona), reiterando el criterio de la Sala y del Tribunal Supremo, al establecer que la autorización administrativa para poder trabajar, exigida a un extranjero no comunitario en España, es un requisito esencial del contrato de trabajo, por lo que la pérdida de la misma, permite a la otra parte (empresa), a partir del momento en que tiene conocimiento de ello, resolver el contrato de trabajo, pues es evidente que tanto el trabajador como la empresa  firmaron el contrato de trabajo sobre la condición implícita que la eficacia del mismo dependía de que durante la vigencia del contrato se cumpliese con este requisito.

 

Por lo tanto, la  falta de la renovación del permiso administrativo para poder trabajar, da lugar a la extinción del contrato, siendo una causa resolutoria prevista en el artículo 49.1.b) del Estatuto de los Trabajadores y no un despido.

 

El TSJC lo justifica no sólo en que “la  prestación de servicios se vuelve imposible ante la falta de un requisito esencial del contrato, sino también porque de esta forma la empresa evita los posibles perjuicios a que da lugar el tener contratado a un extranjero en situación irregular”.

Please reload