INDEMNIZACIÓN POR DAÑOS MORALES DERIVADOS DE LA VULNERACIÓN DEL DERECHO FUNDAMENTAL A LA INTIMIDAD

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña dictó Sentencia en que tras declarar la vulneración del derecho fundamental a la intimidad, condena a las empresas demandadas a abonar al que fuese trabajador de una de ellas 60.000,00 euros por los daños morales causados.

 

El TSJC entiende vulnerado el derecho fundamental a la intimidad recogido en el art. 18 de la CE, al realizar a un trabajador en reconocimiento médico, una prueba analítica para comprobar la presencia o no del virus de inmunodeficiencia humana (VIH), sin conocimiento del interesado y, por lo tanto, sin que éste prestase su consentimiento expreso a la prueba. La actuación del establecimiento sanitario en el que se hace la prueba por indicación de la empresa empleadora supone un infracción de varios preceptos de la Ley 41/2002 (Ley reguladora de la autonomía del paciente y derechos y obligaciones en materia de información y documentación clínica), conforme al cual la actividad asistencial debe estar orientada en todo caso al respeto a la dignidad de la persona, la autonomía de su voluntad y su intimidad. Se trata de datos íntimos especialmente protegidos también por la Ley Orgánica de Protección de Datos, por venir referidos a la salud de las personas.

 

Se accede a la indemnización por daños morales tras revelarse por el centro sanitario a la empresa que el trabajador era portador de VIH, cuando dicho padecimiento, hasta la fecha formada parte de su estricta esfera personal y privada, produciendo en el trabajador sufrimiento, angustia e intranquilidad por lo que pueda afectar a su vida diaria el que se haga público.

 

Please reload